Subscribe By RSS or Email

Turismo: Crimea, cultura y relax junto al mar negro

mayo 1, 2012       Autor:

La península de Crimea, rodeada del mar negro, sigue siendo uno de los destinos con más encanto de Europa. La belleza de sus paisajes, el encanto de sus históricas ciudades y sus numerosos balnearios hacen de esta península ucraniana uno de los destinos favoritos de los oligarcas rusos y de aquellos que buscan costas con encanto junto a  ciudades con cultura.

Con una temperatura en verano de entre 22 y 25 grados, sus playas poco concurridas, las escarpadas costas de acantilados y las cuevas marinas que se forman bajo ellos convierten a sus costas en uno de los destinos favoritos de los que buscan descansar junto al mar.

Muchos cruceros hacen parada en puertos como Sebastopol, Sudak, o Yalta donde abundan elegantes balnearios con una bella arquitectura clásica en  su interior, ubicados junto al mar, en antiguos castillos y palacetes reconvertidos en spas de lujo.

Al llegar a Sebastopol, descubriremos una ciudad con un pasado trágico que ha sabido mantener la elegancia que antaño la convirtió en uno de los lugares de veraneo de las clases acomodadas de Europa del Este. La ciudad cuenta con bellos edificios del siglo XIX, obras modernistas e impresionantes  palacios e Iglesias que dan cuenta de su pasado aristocrático.

Merece la pena visitar el Museo de Arte, su acuario y sus dos museos sobre la defensa de la ciudad, que cuentan con objetos reales y escenarios fieles de la resistencia  de la ciudad frente al asedio nazi en la 2º GM y de la Guerra de Crimea de 1854-1855.

Pasear por Sebastopol será una delicia, admirando su bella arquitectura, sus amplios bulevares y el bullicio de las calles cercanas al puerto, donde veremos pasear a marineros que se alojan en los mejores barcos de la flota de guerra rusa, que mantiene el puerto de Sebastopol como su más importante base naval con acceso al Mediterráneo.

En Yalta, la histórica ciudad de veraneo de la oligarquía soviética, encontraremos los más lujosos balnearios y el mejor legado arquitectónico de toda Crimea, con impresionantes construcciones como la Catedral de San Príncipe Alexander Nevsky del siglo XIX, la Iglesia de Santísima Virgen de estilo georgiano-bizantino,  el Gran Livadia Palace y el Palacio de Vorontsov que conforman uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Ucrania y Europa del Este.

Se trata de un destino en definitiva perfecto para los amantes de la historia, de la arquitectura o del relax junto al mar, donde podremos además descubrir una cultura poco conocida, que entremezcla elementos de la antigua cultura tártara y ucraniana, con un pasado soviético y el mejor legado artístico que dejaron las clases acomodadas de finales de siglo XIX y principios del siglo XX.

 

Inicio