Subscribe By RSS or Email

Actualidad: Escuela “Safmarine Container Project”

agosto 19, 2012       Autor:

Muchos son los países con problemas para los temas educacionales y el mundo infantil es el que más sufre las consecuencias. Las iniciativas privadas a menudo sustituyen  las malas gestiones de muchos políticos. El Aula de contenedores Vissershok,  patrocinada por tres Empresas SAWoolworths, Safmarine y AfriSam, es un claro ejemplo de cómo ayudar a la población infantil con pocos medios.

Un contenedor de 12m reciclado y convertido en un aula independiente para alumnos de 5-6 años de edad. Situado en el pintoresco valle DurbanvilleVissershok es una escuela primaria y rural donde la mayoría de los alumnos son hijos de trabajadores agrícolas y comunidades de escasos recursos que viven en las inmediaciones del municipio de Du Noon.

Construido con medios limitados y poco presupuesto, el producto final optimiza al máximo el espacio, ya que incorpora los cuatro elementos siguientes:

Area aprendizaje: El contenedor sirve como un salón de clases por la mañana para los estudiantes del grado Iº y es una pequeña biblioteca por la tarde para toda la Escuela Primaria Vissershok. El techo del contenedor da refugio de la luz solar directa, mientras que la brecha  reduce la acumulación de calor. La ventilación se consigue a través de una serie de ventanas de colores ubicados a cada lado del contenedor.

Area Reunión: Las escaleras que se extienden hacia el patio ofrecen un espacio añadido para los niños poder comer y relacionarse, mientras que también actúa como un anfiteatro para las asambleas escolares.

Área de juego: Un par de brazos extendidos, ubica la zona de juegos y cuenta con marcos de acero que se extienden hacia el exterior para apoyar el contenido de los juego.

Area Crecimiento: Una pared verde actuará como un huerto vertical que alberga la zona de juegos y la protege de los vientos predominantes del sureste. Una amplia zona adyacente a la sala de clase del contenedor se transformó en un huerto. Además de servir como una herramienta educativa para los niños, el jardín también permitirá a la escuela obtener productos frescos para agregar a su programa de alimentación y optimizar costes a su mermada economía.

 Vía

Inicio